Ramón Marcelo Quiroga

Dentro de lo humano, el recuerdo es lo único que nos asegura un poco de eternidad.
Los buenos recuerdos se transforman en puentes que, desde el pasado nos ayudan a imaginar lo que vendrá.
«El ya no vive, pero su cariño nos acompaña y protege. Si nuestros ojos no pueden verlo sea por lo menos siempre el objetivo de nuestro recuerdo, si no podemos hablar con él, jamás dejemos de hablar de él. Volveremos un día a verlo, pues nuestra esperanza está llena de inmortalidad».
San Ambrocio





La Rioja  26/07/2009

Ramón Marcelo Quiroga

Enviar por Email esta noticia

Denunciar este aviso

Volver a los avisos

Bookmark and Share

Provisto por